París

Criando un hijo en el extranjero

Ser mamá es una experiencia magnifica que cambia tu vida y la llena de retos. Cuando me veo a mi misma y todo lo que he aprendido a lo largo de estos 6 años no dejo de pensar que las mamás que crían a sus hijos fuera de su país de origen tienen un reto adicional.

Hoy quiero presentarles con mucho cariño a una mamá que nos habla de su experiencia de madre primeriza fuera de México. Espero que su testimonio ayude a otras mamás que se estén enfrentando a lo mismo.

Háblanos un poco de ti misma,
Hola, mi nombre es Marcela y actualmente resido en Paris, Francia. Hace algunos años conocí el amor de mi vida en este país y decidimos formar una familia. Hace 5 meses tuve la fortuna de convertirme en madre y esto me ha llenado de felicidad.

Tengo que confesarles que soy una persona sumamente apegada a mi familia y el estar lejos de mi casa, de mi familia que es tan unida ha sido duro. La llegada de mi bebé me ha llenado de ilusión y vitalidad pero también me ha hecho darme cuenta que será difícil darle la misma niñez que yo tuve en México.

Francia es un país increíble, lleno de riquezas que siempre me dejan con la boca abierta. La gran diferencia es la gente, al menos la de París, son muy diferentes a los mexicanos. Ni mejor ni peor, solo diferentes. A mí en lo personal me ha costado mucho adaptarme en este aspecto, porque uno está acostumbrado a la gente cálida, ruidosa, sonriente y aquí eso es difícil de encontrar.

¿Cómo te sientes?
Intento sacarle lo positivo, mis hijos tendrán la fortuna de vivir en dos culturas increíbles la mexicana y la francesa. A mí como la madre, me toca hablarle en español, festejar las fiestas en nuestra casa, hablarle de su país, cocinarle platos típicos y así poco a poco mis hijos irán amando mi país como yo lo amo. A su padre (francés) hacer lo mismo con lo que respecta Francia y a ambos apoyarnos para que nuestros hijos crezcan queriendo y respetando ambos países.

¿Cuáles son algunas de las diferencias que has notado?
En Paris, porque no puedo hablar de la provincia, los niños juegan un papel muy importante en la sociedad y cuentas con todos los apoyos para que tu hijo estudie y este sano.

Siento que muchas veces la gente les exige comportarse como adultos y no como niños, la gente es poco tolerante a la niñez y  solo pueden ser niños en los lugares adecuados para esto: parques, escuelas, casas, etc.

Sin embargo si te sales de este ámbito la gente te criticara, un ejemplo de esto, son los restaurantes. Acostumbrada a que salir a comer en familia es lo más normal en México y que todo está hecho para que disfrutes tú salida en familia, en Paris es casi imposible.

Los espacios son muy pequeños y el ambiente es demasiado tranquilo.  Si un niño empieza a comportarse como niño, automáticamente serás criticada y llegaran a pedirte que lo controles y que se comporte como adulto.

Hay una diferencia muy positiva para la familia. La primera y única opción es el parto natural y la cultura acerca de la lactancia materna es muy fuerte. Los primeros días te enseñan a sentirte cómoda con la lactancia pero sin presiones. Te dan toda la información de los beneficios de la lactancia, te ayudan pero al final te dejan libre para tomar la decisión que mejor le convenga a tu familia.

Hay otras diferencias muy marcadas respecto al México que conozco. La mayoría de las mamas trabajan y los niños sale muy tarde del colegio (4-4:30pm) y existe la posibilidad de dejarlo hasta las 6 o 7 pm o son atendidos por una niñera. Los cumpleaños son muy diferentes, pequeños convivios que duran 2 horas y por supuesto nada se piñata.

¿Qué le recomendarías a otra mamá que este en tu misma situación?
Mi única recomendación que he ido aprendiendo es que seas tú misma y que no te importen las miradas ni comentarios de los demás. Intenta darles a tus hijos la mejor niñez posible dándole su lugar a ambas culturas, enriqueciéndola con las diferencias y aprovechando lo bueno de cada lugar.

La mejor niñez para tus hijos es la que construyes con amor independientemente del lugar en donde estés.

Share to Google Plus
Más galerías | 1 comentario
Esta entrada fue publicada en Otras voces. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Criando un hijo en el extranjero

  1. Pingback: Familias por el mundo | Infancia y Educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *