blogger-image-2035915183

Deuville

En mi afortunada visita a Francia, mi hermana y mi cuñado me invitaron unos días a Normandía. Me encantan los pequeños pueblos que te reciben con un encanto muy particular y Deuville no es la excepción.
Las pequeñas casas con sus ventanas tan particulares y los techos de dos aguas me encantan. En cada calle se percibe la historia y el poder recorrerla me hace sentir afortunada. Esta es la segunda vez que la visito y el encanto no se termina.
Comenzamos la visita con un desayuno delicioso: los croissants y pan de chocolate más ricos que me he comido en toda Francia. Después esperamos a que mi hermana estuviera lista con el bebé y su primera experiencia con el rebozo en medio del aire tan frió.

Salimos los cuatro a dar un paseo que disfruté al máximo aunque debo de admitir que extrañaba y veía a Carlos en cada uno de los lugares que habíamos estado hace unos años. El frió calaba los huesos pero de una manera aceptable hasta que el viento del mar nos invitó a seguir nuestro paseo entre las casas y no al lado del mar.
El mercado semanal me puede fascinar, un mercado local de productos naturales y por qué no, algo de ropa y cosas que son irresistibles de comprar. Me sentía como niña pequeña esperando el gran día así que puse hasta el despertador para no perderme el mercado de los sábados.

Nos fuimos mi hermana, el bebé y yo a recorrerlo y los puestos de fruta, verdura y quesos me abrieron el apetito. Me encanta ver los diferentes tipos de verduras que puedes adquirir dependiendo de la cocina local.

Los puestos de queso me tenían con la boca abierta y para terminar los de mermeladas y conservas naturales. De ahí fui a visitar al puesto donde justo hace dos años me había comprado una blusa y esta vez fue un vestido.
Los días transcurrieron plácidos sin reloj, entre grandes caminatas y comida deliciosa que acompañaba con la increíble compañía de mi hermana, su esposo y el sobrino. Debo admitir que en cada esquina me imaginaba a los niños y a Carlos así que regreso a México con el firme propósito de ir los cuatro juntos a disfrutar de los paisajes, la comida y la historia.
Les comparto algunas fotos:
Share to Google Plus
Más galerías | 2 comentarios
Esta entrada fue publicada en viajes. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Deuville

  1. Todo se ve precioso y delicioso, gracias por compartir.

  2. Gracias a ti por tu tiempo y palabras Jazmin.

    El viaje estuvo increíble y el lugar de sueño.

    Saludos

    Susana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *