Tratamiento para manos

blogger-image--1282538472

 

 

 

 

 

 

Llega el jueves y hoy quiero compartirles algo para consentir nuestras manos, esas manos que dan una caricia, preparan una comida, escriben, lavan trastes, cambian pañales y una infinidad de cosas más. Así que relájense y busquen un momento del día en el que puedan tener unos minutos para ustedes, elijan la música, el silencio o su programa favorito de televisión como compañía.

Siempre me ha gustado cuidar la piel de mis manos, sin embargo desde que soy mamá es muy difícil para mí mantener la piel humectada todo el tiempo y el lavarme las manos una y otra vez durante el día termina resecándome la piel.

En la búsqueda de recuperar la piel tersa de mis manos recordé un tratamiento casero que mi mamá me hacía desde pequeña y compartíamos juntas. Es muy sencillo y lo único que necesitan es un puñado de azúcar, limón y un plato extendido.

Con las manos limpias y secas toman el puñado de azúcar en una mano y con la otra exprimen el jugo de medio limón. Con esta pasta comienzan a frotarse las manos una con otra, es importante que dejen el plato extendido debajo de sus manos para que el azúcar que vaya cayendo no termine haciendo de nuestros minutos de consentimiento, más trabajo en casa.

El azúcar y el limón actúan como exfoliantes ayudándonos a deshacernos de las células muertas. No es necesario que se hagan daño, con solo frotar una y otra vez irán viendo cómo se va cayendo la pasta y en su lugar aparece como un guante blanco en las manos.

Una vez que se cae toda la pasta, enjuaguen las manos solamente con agua y sin frotar. Déjenlas secar al natural o quiten el exceso de agua con una toalla suave. Sientan sus manos y verán lo tersas que están. Apliquen la crema de su preferencia y listo. Este tratamiento me gusta hacerlo mínimo una vez al mes.

Para cuidar la piel de nuestras manos es importante que en el día a día elijan el jabón que menos daño le haga y acostúmbrense a tener una crema en la cocina, en la habitación, en el baño y en el bolsa; de esta manera podrán aplicar un poco de crema después de lavarse las manos o cuando sientan la necesidad.

En cuanto a cremas he probado muchas y estas son las que mejor me han funcionado, yo suelo tener las tres en diferentes tamaños y las voy alternando diariamente:

Neutrogena Hand Cream: Es la más económica y la pueden encontrar en los super mercados. La consistencia es bastante cremosa por lo que es importante aplicar muy poca cantidad y sentirán como su piel se reconforta. No usen mucha porque sentirán las manos grasosas.
Ultimate strenght hand salve: Esta crema me encanta porque al aplicarla te crea como una especie de guante y sientes las manos muy bien por varias horas.
Creme Mains: Esta es otra de mis favoritas por su olor y por la manera que protege las manos de la resequedad.
¡A cuidar esas manos hermosas que trabajan y dan tanto amor diariamente!
Share to Google Plus
Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en belleza. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *