13_Cómo escoger el pediatra

¿Cómo escoger el pediatra?

Creo que como cualquier doctor, lo más importante es que confíen en él. Bien dicen por ahí que quien tiene un doctor tiene uno, quien tiene dos tiene medio y quien tiene tres no tiene ninguno.

Cada pediatra tiene su estilo, tanto en su manera de ser como en su manera de tratar a los niños y sus padecimientos. Analicen que es lo que buscarían en él y cuál es tu manera de ser. En mi experiencia quién nos recomendó el pediatra de nuestros hijos fue mi ginecólogo y la verdad estamos encantados.

Estos son algunos de los puntos que en mi opinión deben analizar al decidir quién será su doctor:

  • ¿Cómo eres y cómo es tu pareja? Analiza si eres una persona aprensiva o tranquila, si sueles llamar muchas veces a tu doctor o solo cuando realmente es necesario.
  • ¿Quién se los recomienda? La persona que lo haga debe de ser su entera confianza.
  • Hagan una cita con el pediatra y acudan los dos para que le puedan preguntar todas sus dudas y ver si les late o no. No se queden con dudas por más tontas que les parezcan.
  • Les gustaría que fuera homeópata o alópata.
  • Disponibilidad de horario del doctor.
  • Salud de la familia. La salud de tu bebé, la iras descubriendo poco a poco pero si existe alguna condición antes de nacer es importante tener una especialista en la materia.
  • Domicilio del Consultorio. Hay que asegurarte que el tiempo de traslado hasta el consultorio del doctor no sea demasiado.
  • Costo. En la mayoría de los casos, el primer año el bebé visita al pediatra una vez al mes, después se empiezan a espaciar cada seis meses o cada que se enferme, hasta llegar a una vez al año. Es importante saber cuál será el costo ya que además se tienen que sumar las vacunas y medicinas.
  • ¿Cuál es su posición ante las vacunas y los antibióticos? Hay doctores que ponen todas las vacunas que existen en el mercado y hay otros que son más conservadores.

En fin, estos son solo los puntos más generales que pueden considerar. En cuanto nace el bebé, la relación con el doctor se va formando y el te va conociendo como mamá. Los primeros años tú eres la voz de tu hijo, así que a través de ti es que el doctor podrá conocer los síntomas, sobre todo los anímicos. Si no estas conforme, díselo y si no confías, no dudes en cambiar de doctor.

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en Consejos prácticos, pediatra. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *