DSCN3542

Salud bucal familiar

Desde hace unos meses quería escribir al respecto y justo hoy que vengo de una visita obligada al dentista no puedo posponerlo más. Nuestro cuerpo es nuestra casa y debemos tratarlo con cariño y respeto. Muchas veces dejamos de un lado la boca hasta que existe una molestia.
Sería tan sencillo si tuviéramos buenos hábitos y cómo padres debemos de estar conscientes que la mejor época para adquirirlos es cuando somos niños. Los tratamientos dentales suelen ser caros pero si tenemos los cuidados preventivos le ahorraremos a nuestros hijos dolor y a nuestro bolsillo el pagar tratamientos de emergencia.
La salud bucal de nuestro bebé comienza en el embarazo de la madre. La buena alimentación de la madre influirá en los dientes del bebé ya que comienzan a desarrollarse en el feto. En las primeras semanas de gestación se forma la sustancia básica de los dientes. Alrededor del 4to mes se forma el tejido duro que rodea los dientes.
La madre debe de evitar consumir Tetracilina durante el embarazo ya que puede manchar los dientes del bebé. Además de la alimentación adecuada la madre debe recurrir a las visitas periódicas odontológicas y cuidar que los cambios hormonales afecten su dentadura.
Una vez que nace el bebé es tiempo de comenzar a cuidar su boca. La manera de hacerlo es limpiarla las encías con una gasa de algodón húmeda. La gasa de algodón debe tener los hilos bien marcados para que pueda servir.
La boca del bebé nace sin caries sin embargo existe el contagio precoz de la bacteria que las causa. Este contagio se da sin darnos cuenta: besos en la boca, limpiando chupones con la saliva de mamá, compartiendo cubiertos, besos en la boca.
A partir que aparece el primer diente hay que cepillarlo con un cepillo infantil. No hace falta usar pasta de dientes, solamente agua. Una vez que el pequeño pueda escupir debemos incorporar pasta de dientes infantil baja en flúor. La cantidad de pasta necesaria es una pincelada, no más.
La lactancia materna previene la aparición de caries, el niño al amamantarse hace una acción muscular por la cual la leche cae en el paladar duro goteando activamente hasta llegar a la campanilla sin hacer contacto con los dientes. Con los biberones, la mamadera llega hasta la mitad del paladar duro por lo que hay contacto de la leche con los dientes.
El que los niños pequeños tomen leche durante la noche, sin lavarse los dientes al terminar, ocasiona caries. Cuándo los niños comienzan a lavarse los dientes solos es importante que nosotros como papás les lavemos los dientes por las noches. Después del desayuno y comida pueden hacerlo ellos, con nuestra supervisión pero la cepillada nocturna debe ser nuestra obligación.
Hay quienes recomiendan la primer visita al dentista a los 3 años, hay quien dice que antes. Lo que nos debemos asegurar es que elijamos un dentista pediátrico que haga de la primera visita una plática más que una revisión. Una vez que el niño tenga la confianza pude asistir a sus visitas semestrales para su limpieza y para la prevención de caries.
La alimentación de nuestros hijos es fundamental para prevenir las caries. Los principales causantes de caries son los alimentos azucarados y las harinas refinadas. Otros alimentos con los que debemos tener cuidado son los cítricos, siempre tomarse en vaso y no en biberón. Si los consumimos es recomendable tomar agua después y esperar media hora para lavarnos los dientes.
Usemos hilo dental, en el caso de los niños preguntar a su dentista cuando es el momento. En fin, nuestros dientes no solo ayudan a alimentarnos de manera correcta sino que ayudan a nuestra apariencia, a nuestra habla y un mal cuidado puede influir negativamente la vida de nuestros hijos.
Cuidemos los dientes de nuestros hijos, los nuestros y enseñémosles buenos hábitos. Más vale prevenir que lamentar después.
Share to Google Plus
Más galerías | 2 comentarios
Esta entrada fue publicada en alimentación, bebés, embarazo, lactancia, mamás, niños, salud. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Salud bucal familiar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *