Seguridad en la cocina

Las cosas calientes, el fuego y los niños pequeños

Es elemental crear conciencia entre las personas que tenemos contacto con pequeños sobre lo importancia y las reglas de seguridad que se deben de seguir cuando hay cosas calientes o presencia de fuego. Los accidentes ocurren justo con la persona que más tiempo pasa con los pequeños y ni los padres ni las personas que más los queremos están exentos de un accidente que puede cambiar a la vida a tu hijo en un segundo.

Hace poco me enteré de algo que le pasó a una pequeña que conozco y me hizo pensar en compartirlo. Las consecuencias no pasaron, gracias a Dios, de unos días de hospitalización pero pudieron haber cambiado por completo la vida de esta nena y no me gustaría que le pase a nadie más.

La pequeña estaba en la guardería y la maestra tenía un termo con su café en una mesa. La nena comenzó a jugar con un amigo y el juguete quedo justo en la mesa, al lado del termo. Cuando la nena fue por su juguete, levantó la mano para alcanzarlo, el termo se volcó y cayó en el brazo y cuerpo de la pequeña.

Lo que vivió esa pequeña y su familia lo pueden imaginar. Ahora está perfecta y ayudo que el café no estaba demasiado caliente pero las quemaduras severas se podrían haber evitado y no quiero ni pensar que hubiera pasado si le hubiera caído en la cara.

El repasar la historia me llevó a analizarme a mi misma y darme cuenta que tengo muchas reglas en la cocina pero aunque tengo mucho cuidado con el café en la mesa siempre pueden existir esos segundos de descuido que pueden cambiar la vida de todos.

Por otro lado, preparar los alimentos es algo muy divertido y educativo para los niños sin embargo el ambiente debe de ser totalmente seguro para poder disfrutarlo. Deben establecerse reglas que todos conozcan y comprendan.

Les comparto algunas de las reglas de seguridad de casa:

  • Los niños nunca pueden estar cerca de la estufa y horno.
  • Los niños no pueden estar en la cocina si el horno y la estufa están prendidos.
  • Los niños solo pueden estar en la cocina bajo supervisión.
  • Cuando horneo con los niños, los niños están presentes en la preparación pero nunca cuando se prendo el horno o meto los alimentos al mismo.
  • Cuando preparó los alimentos con los niños, ellos están presentes y me ayudan con los procesos crudos. Cuando comienzo a calentar las cosas los peques se van a jugar.
  • Las hornillas que usamos en casa son las pegadas a la pared.
  • Las agarraderas o mangos de las cacerolas y sartenes se acomodan hacia adentro.
  • Si estoy cocinando procuró que los niños estén entretenidos jugando y si necesitan algo de mí, cierro la puerta de la cocina y salgo. Los pequeños solo entran a preguntar pero no se quedan a un lado de la estufa.
  • Si tu cocina no tiene puertas debes de hablar con los niños y por más berrinche que hagan no deben estar cerca de la estufa bajo ninguna circunstancia.
  • Utiliza los seguros para que no puedan prender la estufa.
  • Habla con ellos de los riesgos y las razones para no acercarse a la estufa, para no manejar el fuego y para no correr cerca de recipientes con cosas calientes.
  • Cuando se van a servir los alimentos los niños deben estar ya sentados o avisarles antes de pasar para que no haya un tropiezo en el pasillo.
  • Los cerillos deben estar guardados fuera del alcance de los niños.
  • Nunca prender una vela si la vas a dejar fuera de tu vista, en presencia de los niños o a su alcance.
  • Al tomar un café, busca que los pequeños estén entretenidos para que tú lo puedas hacer con calma. Si necesitas levantarte por cualquier cosa, primero asegúrate que el café, té o recipiente con agua no esté al alcance de los niños.
  • El agua del baño, siempre pruébala antes de meterlos. La mejor manera de hacerlo es sumergiendo tu codo. La piel de nuestras manos ya está menos sensibilizada.

Cuando les expongas las reglas hazlo de manera tranquila y asegúrate de responder todas sus preguntas y dudas. Estás reglas las deben conocer todos en la casa y si hay alguien que se hace cargo de los niños o ayuda en la cocina debe conocerlas, estar consciente de las consecuencias y cumplirlas siempre.

Las consecuencias de quemaduras en una persona son para siempre y le cambian la vida. Enseña a tus hijos a mantenerse seguros y no permitas que un segundo los ponga en riesgo.

Fotografía fotolia.com

Share to Google Plus
Más galerías | 2 comentarios
Esta entrada fue publicada en bebés, crianza, niños, seguridad. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Las cosas calientes, el fuego y los niños pequeños

  1. madremaya dijo:

    Gran post. Con los peques en casa todo cuidado es poco. Basta con un segundo de despiste para tener un accidente y arrepentirnos siempre. Desde que supe de la historia de esta niña que cayó en la bañera con agua hirviendo, más me reafirmo en que hay que tener mil ojos con ellos. Te dejo el link de la noticia, por si no la conoces.

    http://www.telecinco.es/informativos/sociedad/nina_quemada_banera_agua_caliente-accidente_bebe-accidente_domestico_0_1545600033.html

    Gracias por darnos tus trucos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *