Confianza

La confianza y los logros

Sé que las Olimpiadas ya pasaron pero se me quedo un tema en el tintero guardado y no quiero esperar 4 años para compartirlo. Al ver todos los atletas, su desempeño y los resultados no puedo menos que dejar de pensar en el tema “Confianza”.

Los resultados de nuestro trabajo no solo tienen que ver con el trabajo y el esfuerzo que le pongamos sino con la confianza que tengamos en nosotros mismos y en lograr la meta. Como mamás tenemos que enseñarles a nuestros hijos a confiar en ellos mismos para lograr sus metas y esa mentalidad debe comenzar desde pequeños.

Cada niño tiene su propia personalidad y su propia manera de enfrentar el mundo. Hay quienes llegaron a este mundo con ganas de comérselo en una mordida y hay quienes prefieren observar para ir avanzando. Cada pequeño merece la oportunidad de aprender a confiar en sí mismo.

En el caso específico de México, creo que al fin las nuevas generaciones están cambiando y comienzan a sentirse y creerse capaces. Creo que como mamás es muy importante que cambiemos la mentalidad derrotista que hemos tenido por muchos años.

Tenemos la oportunidad de comenzar a crear una nueva generación más segura de sí misma y podemos comenzarlo con pequeños detalles diarios.

  1. Hay que alentarlos a hacer las cosas por ellos mismos.
  2. Bajando un poco la guardia y dejándolos tomar pequeños riesgos, prudentes para su edad. No me refiero ponerlos en peligro pero si irlos dejando explorar, atreverse a dar un paseo más rápido en la bicicleta, escalar un juego apto para su edad por sí solo, etc.
  3. Utilizando estímulos y elogios para fortalecer su autoestima.
  4. Mostrándoles nuestro cariño en todo momento y circunstancia.
  5. Dándoles pequeñas tareas en casa que los haga sentir responsables e importantes.
  6. Practicando, practicando, practicando, la práctica hace al maestro y a veces hacen falta varias caídas para encontrar la manera de hacerlo.
  7. Enseñándoles que no tiene nada de malo equivocarse, lo importante es levantarse y aprender.
  8. Paciencia con sus avances y con sus retrocesos.
Nuestros niños merecen que confiemos en ellos y les enseñemos a confiar en sí mismos.
Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en autoestima, crianza. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *