DSCN1592

Adoré mis embarazos

A mí alrededor parece que existe una fiebre de embarazos de gente muy querida y tengo que admitir que me dan envidia de la buena. Con mis pequeños de cinco y tres años y medio veo a mis embarazos cada vez más lejanos y el estar rodeada de embarazadas me hace recordarlos.

El tema de un nuevo embarazo para mí ya está cerrado, adoro a mis dos hijos pero no me considero capaz de criar con el mismo apego a un tercero. Sin embargo recuerdo con mucho cariño y con mucha alegría mis embarazos.

Fue algo maravilloso que revivo en la piel, en las emociones y en el alma. Tuve la suerte de sentirme muy bien con los dos embarazos, me sentía plena, radiante y llena de vida. Los pocos malestares que tuve se ven opacados por los grandes momentos.

Es la única vez en mi vida que orgullosamente mostraba mi panza a quien quisiera verla. El hecho de saber que una vida crecía en mi me daba la energía para tratar de mantenerme positiva, de alimentarme muy sano y llenar cada uno de mis poros de esperanza.

Si tienes la dicha de vivir un embarazo, disfrútalo al máximo. Sé que hay mujeres que no lo pasan tan bien, pero permítete abrazar esa vida desde que te das cuenta que está ahí. Abraza el milagro de vida del que eres parte y vívelo al máximo.

Tomate muchas fotos. Yo me tomaba fotos cada mes para ver el cambio y sobre todo toma muchas fotos de tu panza los últimos días. La vas a extrañar, se lo que te digo. Trata de rodearte de gente positiva y aunque suene repetitiva, disfruta cada fase del embarazo, el cansancio de los últimos días se olvida pero no la alegría de poder ser parte de un milagro de vida.

Comparto de corazón mis anhelos, mis vivencias, mis recuerdos. Espero que tú que lo vives ahora, lo hagas al máximo.
Share to Google Plus
Más galerías | 2 comentarios
Esta entrada fue publicada en embarazo. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Adoré mis embarazos

  1. OR² dijo:

    ¡ouch! sentí la pedrada ¿o no te referías a mi? HAHAHA! En fin, en fin, que sí disfruto el embarazo, claro que sí! tengo ratos muy malos de verdad cuando devuelvo el estómago o me baja el azúcar, pero eso no se compara en lo más mínimo con sentir una patadita en el vientre, como se emociona cuando escucha mi voz y como da vueltas como maromero del circo.
    Gracias por los consejos!
    Luces preciosa en tu foto de embarazada!!!

  2. Hay amiga, gracias y si, el sentir a ese pequeño ser creciendo dentro de nosotras no tiene precio.

    Abrazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *