Foto México Cristina Garay 1

¿Qué México les enseñamos a nuestros hijos?

Hoy llego el día tan esperado para mis hijos, la Fiesta de México, y con ella la ilusión de ir disfrazados al colegio y de la cena que tendremos en casa festejando a nuestro país. Mi pequeña salío con sus dos trenzas postizas con moños verde, blanco y rojo y mi pequeño con un moño sobre de la camisa, muy mexicano.

Les puse tres líneas del color de la bandera en la cara y se fueron con la ilusión de gritar un “Viva México” muy fuerte en el colegio. Cerré la puerta y me quede pensando, ¿Qué es México para mis hijos? ¿Qué saben realmente de su país? ¿Es su patria en las fiestas nada más como todos los demás mexicanos?

Por lo pronto saben que es su país y su ciudad, que ahí viven cobijados y felices con su familia. Que aún pueden salir a jugar al parque y caminar en medio de cierta tranquilidad. Conocen su Bandera, el Himno Nacional y que la comida mexicana les encanta: sopes, tacos, arroz a la mexicana, carne asada, flautas, agua de tamarindo y jamaica, etc. Y creo que no habían valorado lo que es México hasta estas 3 semanas en el extranjero, en la que extrañaron su comida y su casa y la forma peculiar de hacer las cosas en el país.

Sumo a esta reflexión algo que me llamó mucho la atención ayer por la mañana. Fui a hacer la compra a un supermercado que no esta en la zona donde vivió y al que tenía mucho tiempo sin ir. Que era aquello, gente por doquier, entre las frutas y verduras no podías ni pasar con el carrito y adivinen que, todos estábamos comprando lo mismo para nuestras noches mexicanas.

Por un lado me contagie de esa alegría y de esas ganas de pasarla bien, pero por otro lado me molesto el que solo para las fiestas nos podamos unir sin importar las clases sociales ni religión, ahí si nos consideramos muy mexicanos, pero bueno ya volveré otro día con esa reflexión.

Volviendo con los niños, ¿Qué parte de nuestro México les enseñamos a nuestros hijos? ¿Les enseñamos a quererlo como es, con sus tradiciones y esperanzas o vivimos inmersos en la modernidad y en la influencia americana?

Me encanta ser mexicana y procuro que mis hijos conozcan nuestras tradiciones. Procuro en la medida de lo posible que sepan de donde venimos, que recorran los zócalos de las ciudades a las que vamos, que se enamoren de la riqueza cultural y la cuiden. Mi sueño frustrado es que mi pequeña use más ropa tradicional, pero no le gusta y la respeto, aunque temo confesar que cuando veo algo que me fascina se lo sigo ofreciendo.

No tiene nada de malo sumar a nuestras tradiciones las de otros países siempre y cuando respetemos las nuestras. Somos ciudadanos del mundo y al aprender de otros países nos enriquecemos y por lo tanto nuestros hijos también lo hacen.

Por otro lado, hay otra realidad de nuestro México que no podemos negarla. En este sentido puedo decir que mis hijos aún viven dentro de la burbuja de la inocencia y no saben que México se esta desangrando con la violencia. Violencia que esta tocando a mucha gente inocente sin embargo al hablar de la violencia también tengo un sentimiento encontrado: Afuera también hay un México feliz, afuera también hay familias y personas buenas que se levantan todos los días a trabajar y a intentar ser felices.

Afuera también hay un México con esperanza que no vende en las televisoras. Nos hemos acostumbrado al amarillismo y no niego la situación violenta y desangrante de mi país, pero también pasan cosas buenas y milagros de vida todos los días. ¿Por qué no intentamos que sobresalga lo bueno y atraemos pensamientos positivos a nuestro país?

Yo quiero que mis hijos se sientan muy mexicanos y que vayan aprendiendo a conocer y a querer a su país por su comida típica, su música, sus tradiciones, su gente y sus paisajes. Quiero que absorban ese sentir mexicano pero quiero también que sean unos ciudadanos conscientes.

A nuestros hijos les esta tocando vivir un México dolido, un México muy diferente al nuestro pero creo que aun podemos hacer la diferencia si empezamos con nuestro ejemplo. Les vamos a dejar de herencia solo el México de las fiestas, tradiciones y la camiseta bien puesta cuando juega la selección. O les vamos a dejar la visión de un México que nos necesita a cada uno de nosotros, si a cada uno de nosotros.

Cuando vamos a dejar de quejarnos de los políticos y de echarles la culpa por como estamos. Tenemos el gobierno que nos merecemos y si queremos cambiarlo lo podemos hacer a través de pequeñas acciones pero que si las hacemos todos y constantemente puede irse viendo la diferencia y nuestros hijos lo llevarán también en la sangre y aprenderán a ser ciudadanos comprometidos.

Quisiera dejarles a mis hijos la visión de un México honesto donde:

  1. Las mordidas no se conozcan porque ya nadie las da, sin importar las consecuencias.
  2. Sabemos esperar nuestro turno mientras conducimos y no nos paramos ni damos una vuelta prohibida porque se nos antoja o solo son 5 minutos.
  3. Un México querido por sus ciudadanos donde ni siquiera piensas en tirar basura y si eres dueño de un perro recoges lo que va dejando por el camino.
  4. La gente sea limpia y preocupada por su colonia.
  5. Se respete el origen de las personas y sus creencias.
  6. Se valore la cultura y no se crea que lo de afuera es mejor.
  7. La familia siga siendo el pilar más importante de nuestra sociedad.
  8. Realmente la educación sea importante.
  9. Etc.
Y podría seguir enumerando cambios en los que los ciudadanos podamos tener influencia. Esta es solo una reflexión que les comparto porque soy una mexicana orgullosa de serlo, que realmente cree en la posibilidad del cambio si cada uno de nosotros hacemos algo. Soy una mexicana que quiere que sus hijos conozcan y aprendan a querer a su país.
Viva México

Foto gracias a Cristina Garay

Share to Google Plus
Más galerías | 2 comentarios
Esta entrada fue publicada en reflexiones. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Qué México les enseñamos a nuestros hijos?

  1. rose ceron dijo:

    Creo que es importante inculcarle a nuestros chiquitos el amor a su país, a su gente, su cultura, sus tradiciones. Los niños son nuestros presente y futuro y si desde peques no les enseñamos a ser buenos ciudadanos, formaremos adultos irresponsables y poco amables con su país. Me encantó tu nota.

  2. Rose,

    Muchas gracias por tu comentario y estoy totalmente de acuerdo. Los niños son nuestro futuro y si no les inculcamos valores y amor por nuestro país, nadie lo hará.

    Un abrazo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *