Hermanos

Crianza de Dos, Sentimientos Encontrados

Siempre he leído y he escuchado que nunca debes comparar a tus hijos con otros niños y mucho menos entre hermanos pero la verdad soy humana y al ver el desarrollo de mi hijo no puedo evitar el compararlo con el de mi hija mayor.

Si bien en el día a día los amo y los admiro por su individualidad y por su muy particular manera de ser, cuando llegan los momentos de transición mi punto de referencia es mi hija y creo que es injusto que lo compare con ella.

Sin embargo aquí estoy viviendo una crisis de dudas por la manera en la que debo de actuar con mi pequeño que está por cumplir 3 años en un mes. Cuando trato de analizar las cosas fríamente puedo decir que tengo ante mi a un niño muy inteligente, con el cuál he cometido algunos errores al saber que es mi último bebé y se que me ha tomado la medida en muchas ocasiones.

Por otra parte se que es un niño que va trazando su propio camino y que su madurez no debe ser comparada con la de su hermana. Cuando me acuerdo de los momentos de transición de mi pequeña (dormir toda la noche, dejar el pañal, el biberón, la cuna) puedo decir que todos y cada uno de ellos fueron relativamente sencillos. Fue cuestión de esperar a que ella quisiera dar el paso y apoyarla para que saliera adelante.

Sin embargo cuando pienso en mi pequeño veo que los cambios no han sido tan sencillos y que en algunos casos aún no hemos logrado dar el cambio. Uno de mis grandes errores ha sido ofrecerle opciones que el no me estaba pidiendo porque me funcionaron con la hermana. Al ser opciones que el no pidió ahora es extremadamente difícil convencerlo de que las deje.

En Abril comenzamos con el control de esfínteres, la pipí la domino bastante rápido porque ya estaba listo. En cuanto a la popo fue otra historia: después de varios calzones sucios y de encontrarme yo sin ayuda en casa después de estar acostumbrada a ella decidí ofrecerle el pañal para cuando quisiera pujar. Esta idea se me ocurrió porque mi pequeña tuvo en su momento unos meses de regresión  y me pido el pañal para hacer popo. Todo resulto bien porque fue temporal.

Con mi hijo fue diferente, yo fui quien se lo ofrecí y ahora me ha demostrado en dos ocasiones que puede ir al baño, sin embargo no quiere. Me pide constantemente el pañal y ahora no se como convencerlo de que no lo necesita.

Otro tema que quisiera dejar atrás es el del biberón. Mi hijo es el niño de los líquidos, su leche y cualquier líquido es su aliado y por supuesto la comida no es de mucha importancia para él. Justo a esta edad comencé ha hacer la transición del biberón al vaso para la leche de la mañana y la noche de mi hija, bastaron unos intentos y el que sus amigos ya no lo usaran para que ella decidiera que estaba lista.

Mi pequeño no quiere, el es feliz de ser el bebé de la casa y por más que he hablado con él lo veo aferrado al biberón. Y la verdad no se que hacer, no se si me estoy dejando presionar externamente para hacerlo madurar o si en verdad le toque madurar y necesite un empujón de mi parte.

Ante esto me quedan dos posibles soluciones:

  1. Esperar a que este listo para dejar el pañal para pujar y hacer popo. Y que este listo para cambiar el biberón por un vaso.
  2. Hacer el cambio tajante, hoy había pañal y biberón pero mañana no.

La verdad algo me dice que debo tomar la segunda decisión y desaparecer los biberones porque con el solo hecho de disminuir la leche durante el día su alimentación ha sido mucho mejor. Sin embargo, el control de esfínteres me preocupa más. No quiero obligarlo ha algo que no esta listo y que tenga una fuerte regresión. 

¿Qué difícil se me esta haciendo tomar una decisión que me deje tranquila? Con mi hija me funciono el darle su tiempo y dejarla decidir, con mi hijo no se si deba de hacer lo mismo. No sé si mi cansancio por esta etapa y las presiones externas me estén haciendo más impaciente o si en realidad deba actuar ya.

¿Qué les ha funcionado a ustedes? La crianza de dos pequeños es complicada y aunque se que no debo, no dejo de comparar y tomar como partida mi primer experiencia.

Share to Google Plus
Más galerías | 3 comentarios
Esta entrada fue publicada en crianza, hermanos, mamás, niños. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Crianza de Dos, Sentimientos Encontrados

  1. Nely dijo:

    Tengo una hija de 5 años, y gemelos de 6 meses, y con la mayor no tuve problema para que dejara los pañales, inesperadamente me dijo un día, a los 2’5 años que no los quería y simplemente se los quité. Pero el resto de cosas (biberón, chupete, trapito de dormir, colecho…)continúan vigentes, en parte porque todo el mundo la machaca con el tema, especialmente desde que nacieron los gemelos (<>). Así que mi postura el respecto es que debo respetarla hasta que ella decida ir dejando lo que necesite dejar cuando se sienta preparada. Y para mi tranquilidad simplemente me pregunto, “¿le hace algún daño?”, y sólo ante uno de los casos la respuesta ha sido afirmativa, el biberón, porque es capaz de alimentarse sólo a base de leche, así que lo hemos solucionado acordando que tomará todos los biberones que quiera pero siempre después de las comidas.
    Ah!! y respecto a los machacones que le hacen comentarios irrespetuosos, he optado por contestarles yo misma con frases como: “lleva el chupete porque su madre quiere”, o “eso es asunto nuestro”.
    Mucho ánimo en tu batalla interior!!

  2. RozzYunAndry dijo:

    Hola
    Te sigo en twitter y constantemente visito tu pagina, no sabes como te admiro, soy mama de 2 pequeños 5 y 2 apunto de cumplir 3 años, estoy pasando por una situacion similar con la pequeña, comenzamos la transicion entre el pañal y calzon, pero llego el momento en que no avisaba y regresamos al pañal la verdad fui mi culpa por comodidad, ahora me arrepiento pero estamos intentandolo de nuevo, en mi caso creo que esta resintiendo que paso poco tiempo con ella por el trabajo y largas distancias por recorrer del trabajo a la casa, afortunadamente para el proximo mes nos mudaremos cerca del trabajo y tendre mas tiempo para la familia, por otro lado trato de no presionarme por comentarios externos, se que lo lograremos y respecto al biberon creo que pueden desaparecer los biberones, se perdieron en alguna salida… algun pretexto para que no lo resienta de tajo, ojala que tus transiciones sean todo un exito, saludos RozzYunAndry

  3. Bren dijo:

    mmm…te recomiendo de corazon que no lo apures, respeta sus tiempos, sobre todo con el tema del pañal, por experiencia, desp. es peor. Ya los va a ir dejando solo, cuando menos lo esperes, a veces nuestra tranquilidad es clave. Una se relaja, y simplemente pasa! un beso grande!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *