Pared de Arte I

La Pared de Arte

Que orgullosos nos sentimos cuando vemos el primer intento de dibujo de nuestros hijos, la primera raya o la primer manualidad de nuestro amor. Nos sentimos grandes y llenos de orgullo al ver la creación de nuestro pequeño o pequeña.

La atesoramos con fecha en un lugar especial y así empieza a llenarse el cajón con una y otra obra de arte; este número aumenta considerablemente si les gusta hacer manualidades en casa ya que en una tarde se pueden producir 4 piezas de las cuales tanto ustedes como los niños se sienten totalmente orgullosos y así debe de ser.

La cantidad va en aumento cuando el pequeño o la pequeña va por primera vez al Cole, cada cierto tiempo recibimos con gusto su avance traducido en trabajos. Es ahí cuando ya no es tan práctico guardar todo en ese cajón especial para los tesoros de nuestros pequeños.

Me encontraba en esa situación cuando una amiga me dio una idea y llegue a casa a implementarla a mi manera. Buscamos un lugar en las habitaciones de mis hijos destinado al arte y desde ese momento ahí vamos exhibiendo sus trabajos y a ellos les gusta tenerlos a la mano y poderlos mostrar a las visitas y amigos que llegan a casa.

No se preocupen por su pared, no la tienen que maltratar. Pueden comprar en una papelería un trozo grande de unisel o de algún material donde puedan poner los trabajos y en la pared solo tendrían que poner un solo clavo. Los trabajos los pueden estar cambiando y es muy importante que sus hijos tengan la libertad de elegir que es lo que quieren mostrar y cuanto tiempo quieren que se quede exhibido.

Otra cosa muy importante respecto a las pequeñas obras de arte son los elogios. Llega a nuestras manos el trabajo de nuestros hijos y nuestra primera reacción es decir que es maravillosa, esto no tiene nada de malo pero tenemos que tener cuidado en no acostumbrar a nuestros hijos a necesitar el elogio porque después necesitaran esa aprobación externa para sentirse bien.

En un curso me dieron un consejo que considero valioso, cuando recibamos el esfuerzo de nuestros hijos por supuesto que es hermoso pero tenemos que ayudarlos a comprender que lo importante es que a ellos les guste, la opinión de los demás es secundaria.

Cuando lo reciban sean francos en sus reacciones y si les parece maravilloso o que refleja un gran esfuerzo de sus hijos háganselos saber, sin embargo es importante preguntarles a ellos que les pareció, si les gusto o que fue lo que les gusto. Después ustedes pueden dar su opinión y decir que les gusto la combinación de colores o lo que sea que realmente les gusto.

No estoy diciendo que los desanimen, en lo absoluto, lo que trato de decir es que sus hijos deben construir su autoestima dentro de ellos mismos sin depender de la aprobación externa en todo momento. Les debemos reforzar que lo importante es que les guste a ellos y no que les guste a los demás.

Hay veces que ellos no están seguros de que quedo bien su trabajo y si nosotros siempre los alabamos podemos crear confusión. Ellos deben ir aprendiendo a fomentar su autoestima y a no necesitar la aprobación de los demás para sentirse bien consigo mismos.

Me encantaría que me platicaran que tal les fue con su pared de arte o que otras ideas han tenido para exhibir los trabajos de sus hijos.

Share to Google Plus
Más galerías | 1 comentario
Esta entrada fue publicada en crianza, educación, niños, papás. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Pared de Arte

  1. Anonymous dijo:

    También es bueno describir el dibujo,(ej. “wow! veo que pusiste una línea muy larga con 3 colores distintos, también ese círculo está muy redondito!” no hay que tratar de adivinar lo que creemos ver porque si decimos “qué lindo el perrito”…y él quiso hacer un león, se frustrará al ver que no lo logró) esto le dice al niño “estoy interesada y me estoy fijando en los detalles”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *