Jugar con tus hijos

Juega con tus hijos

Atrévete a ser niña al volver a jugar con tus hijos, es un momento en el que te puedes relajar y dejar a un lado el que dirán y la postura o la forma en que debe de actuar un adulto.

Relájate, tírate en el piso con ellos, grita, disfrázate, ríete a carcajadas, has lo que más te gusta hacer con ellos y crearás una relación mucho más fuerte y además aprenderás de ellos.

Yo soy una mamá muy física, no soy mucho de sentarme a jugar con ellos en algo específico porque me aburro. Para mi jugar es luchar con ellos, bailar, corretearlos, cocinar con ellos pero siempre termino en el piso con ellos encima de mí hasta que uno de los tres lloramos.

Jugar con mis hijos me ha ayudado a recuperar una de las etapas más increíbles de mi vida que fue la niñez y además me ha ayudado a conocerlos. La primer idea que me viene a la mente cuando pienso en niños, es la imagen de los pequeños jugando como su tarea cotidiana, sin embargo creo que a  veces no le damos la importancia que tiene.

Un niño al jugar aprende de si mismo, aprende de su entorno, de las cosas, de las demás personas. Al jugar no me refiero con el solo hecho de ver a un niño sentado con un juguete, sino a la gran capacidad que tienen de convertir en juego cualquier cosa que tocan.

Me encanta el anuncio de tarjeta de crédito en el que menciona todo lo que les compras y sin embargo con lo que el niño es más feliz es con una simple caja de cartón. No es necesario que les compren demasiados juguetes, los niños tiene una imaginación sin limites.

Ellos pueden ver un castillo en una casa con sábanas, pueden ir de compras y traerte un kilo de manzanas invisibles. Sin embargo hay temas en los que si se tienen que poner límites por su seguridad. Por ejemplo, siempre hay que dejarles claro que las personas no vuelan, ni con capas, ni con polvos mágicos, con nada y si se tiran de algún lado los resultados son fatales.

El juego es una herramienta muy importante para saber como esta nuestro hijo y si algo le esta afectando. Les pongo un ejemplo, cuando mi segundo bebé estaba muy pequeño yo tuve unos meses en el que me dedique demasiado a él y deje por un lado a mi hija. La manera en la que me di cuenta de que nuestra relación no estaba bien fue al observarla jugar.

Empezó a ser agresiva con sus muñecos, a regañarlos todo el tiempo y para mi fue una llamada de atención. Desde ahí el escucharla y observarla al jugar es para mi un termómetro de que tanto estoy levantando la voz o que tan bien va nuestra relación.

Cuando un niño juega puede tomar el rol que el quiere, no tiene alguien que le este diciendo como hacerlo, que hacer y cuando. Es su momento de ser la cabeza y tener las riendas de sus decisiones. Pueden ser mamás, maestros, exploradores, cualquier cosa que tengan en mente.

Es super importante recordar que es su juego y que cada niño es diferente. Cuando mi niña era bebé me podía sentar a jugar con las cartas, mencionarle los colores y leerle un cuento; en cambio, con mi hijo no logro sentarlo, siempre es ir detrás de una pelota, un coche o él estar encima de mi luchando.

Uno experimenta con el primer hijo. Yo quería imponer la manera de jugar y el cómo y dónde debían ir guardados sus juguetes, hasta que me di cuenta que son de mi hija y que si ha ella le divierte que juguemos de cierta manera, de esa manera será, y que si ella quiere guardar las tazas con otras cosas, pues son suyas.

El juego nos ayuda a conocer la manera de ser de nuestros hijos, a reforzar sus cualidades y a desarrollar sus áreas de oportunidad.  Mi hija es líder completamente, yo trataba de jugar con ella y me desesperaba muchísimo porque a mi también me gusta que las cosas se hagan a mi manera. Ahora ya entendí su manera de ser y podemos jugar sin estar discutiendo a los cinco minutos.

Les pongo un ejemplo, un día llegue a jugar con ella al salón de belleza. Yo tenía toda una idea en mi cabeza, de poner todo el set de belleza en la mesa, sentar a las muñecas, peinarlas, pintarlas, etc. En cambio la pequeña llego y me sentó en una silla y me dijo que así no se jugaba. Me dio un peine y me quede sentada 20 minutos mientras ella hacía y dejaba de hacer.

Denles su espacio, también es necesario para ellos jugar solos para que puedan desarrollar su imaginación, la seguridad en si mismos y entender que estamos ahí aunque nos encontremos en otra habitación, sobre todo cuando son muy pequeños. Claro siempre hay que estarlos vigilando, malo cuando hay demasiado silencio.

Cuando jueguen con otros niños, es importante ver como interactúan. Ver quien toma el papel del líder, el que prefiere seguir a los demás o el que le gusta estar solos. Cuando surjan las disputas hay que dejarlos resolverlas, es su mejor manera de aprender a negociar, a defenderse y de ver como reaccionan los demás; claro siempre hay que estar al pendiente para que no se hagan daño.

En fin, son niños y yo creo que su única tarea es jugar, jugar y jugar hasta que se queden dormidos. Disfrútenlos muchos y eso si que aprendan a recoger sus propios jueguetes desde pequeños.

Amo mi blogJugar con tus hijos no solo es un momento para compartir y crear recuerdos. Es una manera de conocer a tu hijo y saber qué es lo que le importa, le preocupa, que le gusta.

Las vacaciones se acercan y es un momento ideal para jugar más con nuestros hijos, por esto decidí compartir hoy este artículo en #amomiblog.

Share to Google Plus
Más galerías | 10 comentarios
Esta entrada fue publicada en jugar. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Juega con tus hijos

  1. anne dijo:

    me imagino susana que sabes que soy yo….miss whisky sour…sueno como alcholica…pero ya me conoces. Felicidades en tu blog. NO he terminado de leerlo, pero esta tiernisimo…muy tu!!!

  2. Meduza dijo:

    Gracias, muy útil de verdad

  3. Meduza,

    Mil gracias por tu comentario y me da gusto que te haya sido útil.

    Saludos

    Susana

  4. Pao dijo:

    Que lindo es jugar… el juego es el punto de partida para conocer el mundo… es su modo de relacionarse con el mundo y absorber todas las cosas nuevas que éste le trae ante sus sentidos!
    Maravilloso post… te comparto uno mío que escribí hace un mes sobre el juego http://mimundoesmuriel.blogspot.com.ar/2013/05/el-diccionario-de-la-maternidad-de-la-a.html

    Besotes desde Argentina 🙂

  5. y dejar inhibiciones de un lado, como disfruto yo jugando con mis niñas!!!

  6. Como siempre tus posts me encantan Susana. Estoy de acuerdo que los niños solo deben preocuparse por jugar, y eso si ¡¡recoger los juguetes!! =)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *