Brasserie Lipp México

Este 10 de mayo estuve muy consentida y fui a desayunar con mi marido y mi hija al Lipp en el hotel JW Marriot.

Me encantó el decorado del lugar y me hizo recordar París. El pan es delicioso. Yo me pedí unos “Huevos Benedictine” que cosa más deliciosa. La verdad yo soy una persona que me tengo que recordar que hace meses que no como huevo y cuando los como me gustan los benedictinos. Que les puedo decir, están deliciosos.

Mi pequeña desayuno muy bien y disfruto mucho de las mermeladas de diferentes sabores. La verdad es muy recomendable, no solo para desayunar, la carta para comer y cenar se veía buenísima. El bar de la entrada se antoja para un buen aperitivo con una muy buena compañía.

Share to Google Plus
Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en restaurantes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *